La aventura de los Príncipes de Jade, de Luis Montero Manglano

Henry Talbot era famoso por haber acumulado una interesante colección de antigüedades que contaba con unas estatuas mayas de incalculable valor y envueltas en leyenda: los Príncipes de Jade. Tras su muerte, las tres piezas que había reunido han de repartirse entre su abogado -el señor Clarke- y los dos miembros de la Sociedad Arqueológica, mientras que el resto de su colección pasará a manos de su sobrina, Elizabeth. Sin embargo, poco después de

Origen: La aventura de los Príncipes de Jade, de Luis Montero Manglano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *